Boys & Girls Club - Acústica de gimnasios

Proyecto: Boys & Girls Club of Lancaster

Ubicación: Lancaster, PA

Arquitecto: Centro de Soluciones You Inspire

Productos: Muros TECTUM de sujeción directa

SOUNDSOAK Baffles (Deflectores)

El desafío:

El gimnasio en el Boys & Girls Club of Lancaster se usa todos los días, no solo para actividades deportivas, sino para una variedad de otras funciones. Sin embargo, su entorno acústico no siempre fue el ideal. Las pruebas acústicas demostraron que el tiempo de reverberación en el gimnasio era de 5.05 segundos, muy por encima de los 2.00 segundos o menos recomendados para este tipo de espacios. Como señala Karen Schloer, directora ejecutiva del club: “El nivel de ruido causaba gran tensión en el personal porque, a menudo, tenían que gritar para intentar comunicarse con los niños”.

La solución:

Para resolver el problema, Armstrong Ceiling and Wall Solutions instaló más de 3,500 pies cuadrados de paneles TECTUM Direct-Attach en los paneles de mampostería del gimnasio. Los paneles se eligieron debido a su capacidad de absorber el sonido y el impacto de las pelotas de basquetbol, voleibol u otros objetos que golpeaban los muros.

Estéticamente, los paneles de dos pulgadas de espesor, de 2 pies x 4 pies se instalan en cintas de blanco y azul personalizado que combinan con los colores del Club. Comienzan a casi diez pies del piso y continúan hacia arriba por el muro por otros 18 pies.

Asimismo, se instaló una réplica del logotipo del Boys & Girls Club en cada extremo del gimnasio. La visual de 15 pies de ancho y 13 pies de alto de dos manos entrelazadas se creó con formas triangulares de 8" de TECTUM de fijación directa. Los triángulos en White tienen una pulgada de espesor, en tanto que los triángulos azules tienen dos pulgadas de espesor para que resalten en el muro. Se instalaron dos filas de 12 deflectores SoundSoak Baffles en el centro del plafón para una mayor absorción del ruido.

Desde el aspecto acústico, los paneles Tectum de fijación directa de 2" tienen un coeficiente de reducción del ruido (NRC) de 0.70. Las pruebas acústicas realizadas después de la instalación del tratamiento acústico combinado demostraron que el tiempo de reverberación se redujo a 1.85 segundos, una reducción del 63%.

De acuerdo con el director de Operaciones, Scott McLellan: “La diferencia es como el día y la noche. La principal ventaja es cuánto más fácil ahora es para el personal obtener control del espacio, porque los niños pueden escuchar las instrucciones con mayor claridad”.

Al analizar la diferencia en la comodidad acústica del gimnasio, McLellan agrega: “El personal simplemente no se daba cuenta de lo malo que era, porque no se daban cuenta de lo bueno que podría ser”.