Considere un plafón resistente a la humedad

Resistencia al moho y los hongos

El moho y los hongos pueden aparecer en áreas de su hogar donde hay humedad y la ventilación es limitada. Los sótanos y los baños son especialmente susceptibles al crecimiento del moho y hongos. Los plafones especialmente tratados resistentes a la humedad no solo detienen la propagación de moho y hongos, sino que también inhiben el crecimiento de moho y bacterias que producen mal olor y manchas en la superficie tratada.

Resistencia al pandeo y a la humedad

Hay solo una cosa peor que un plafón dañado o manchado: un plafón flotante que tenga pandeo, esté dañado o manchado. En áreas de alta humedad, es importante elegir un plafón resistente a la humedad que se mantenga plano. Algunos plafones son seguros para usar en espacios sin control climático o de alta humedad, lo que significa que resisten las condiciones comunes en un sótano.